Daniel G. Andújar / Javier Codesal / Xisco Mensua / Álvaro Perdices

MORTALMENTE HERIDO

Madrid, 13/10/2017 - 25/11/2017

 

Una exposición colectiva a partir de Winckelmann y otras lecturas posteriores del canon.

«El 8 de junio del año del Señor de 1768, en el hotel situado en la plaza principal de Trieste, Johann Winckelmann yace en la cama, en una habitación situada frente al puerto, "grave y mortalmente herido pero en perfecto uso de razón", según se hace constar en su testamento público.»

Uno de los temas que más hemos «discutido» en nuestra galería  durante estos primeros años de trabajo ha sido el de una posible reescritura del canon. (Con Javier Codesal y Álvaro Perdices, por ejemplo, en territorios vecinos a los que han estudiado Alex Potts y Whitney Davis.) ¿Pero de qué canon y de qué manera? La figura (en realidad, las teorías… las ideas, incluso las más «equivocadas») de Winckelmann siempre estuvo presente. Y Daniel G. Andújar, en concreto, ha dedicado a este asunto buena parte de sus últimas obras, incluyendo aquellas que ya presentamos en su última individual en la galería (Trastorno de identidadBooks on the World, etc.). El canon no sólo como regla y precepto, sino también como catálogo, lista, archivo; no sólo como modelo de características perfectas «conforme al tipo ideal aceptado por los escultores egipcios y griegos», sino también, incluso, como espacio y medida de lo económico. Entre todos, y a partir de las obras de nuestros artistas, hemos reflexionado sobre los dogmas, disciplinas y «libros tenidos como auténticamente sagrados», en un sentido de lo sagrado que pocas veces roza ya lo que solemos llamar arte contemporáneo (en la cuarta acepción que marca la Academia de la Lengua: digno de veneración y respeto).
«Conjunto de normas o reglas establecidas por la costumbre como propias de cualquier actividad.» Esta acepción de canon la ilustra nuestra Academia con una, digamos, cita aparentemente baladí pero en verdad nada ingenua: «Visitó a todos los directivos de la empresa, como mandan los cánones.» No hace falta, ni siquiera, comentarla.
El 26 de mayo de 2017, la historiadora del arte María Dolores Jiménez-Blanco escribía a petición de Daniel G. Andújar un texto que debía ser leído como pregón en Kassel en lacremà de uno de sus trabajos para documenta. El acto se celebraría un mes después, el 24 de junio. «¿Quemar el canon?» era el título de aquel pregón, y se refería, más allá de la obra de Andújar (no se quemaba nada que no hubiera ardido antes), a otros momentos relevantes y reveladores de la historia del arte...

 

IMÁGENES / IMAGES >

DOCUMENTOS / FILES >