Oriol Vilapuig

TAN FUNESTO DESEO

Madrid, 15/11/2014-17/01/2015

 

Los trabajos de Oriol Vilapuig adoptan la forma de ensayo como procedimiento y metodología. Ensayo entendido como forma de estudio e indagación abierta (que no necesariamente tiene que llegar a unas conclusiones), y ensayo también como forma de definir o poner en cuestión los límites de nuestra experiencia. En gran medida, esta experiencia se hace visible finalmente gracias a la tradición, entendida, en un sentido casi literal, como aquello que nos precede. De ahí el constante uso de la cita en la obra de este artista, que se sirve, en especial, del dibujo y la escritura para abordar temas como el cuerpo, el deseo, el erotismo (y su carácter sagrado), la pérdida, el miedo o el tiempo.

Tan funesto deseo es la primera parte de un tríptico expositivo llamado Estudios sobre erotismo (título tomado de un famoso texto de Bataille), que gira en torno a tres nombres: Pierre Klossowski, Georges Bataille y Pascal Quignard.

“No hay original, el modelo de la copia es ya una copia, la copia es una copia de la copia; no hay más máscara hipócrita porque el rostro que encubre la máscara es ya una máscara, toda máscara es sólo la máscara de otra; no hay un hecho, sólo interpretaciones, cada interpretación es la interpretación de una interpretación anterior; no hay sentido propio de la palabra, sólo sentidos figurados, los conceptos son sólo metáforas disfrazadas; no hay versión auténtica del texto, sólo traducciones; no hay verdad, sólo pastiches y parodias. Y así hasta el infinito.” El presente conjunto de piezas, que siguiendo al autor de esta cita, Pierre Klossowski, podríamos calificar de paródicas, se agrupa bajo la influencia de la obra del propio Klossowski (desde el mismo título de la exposición, Tan funesto deseo, apropiación de su libro homónimo), y aunque da visibilidad a un tema fundamental en su trabajo, como es el deseo, plantea indirectamente otras cuestiones y preocupaciones, como son las relativas al lenguaje y el simulacro.

Según el propio Vilapuig, hay una serie de cuestiones que me parece importante enunciar a propósito de estas obras: ¿Qué relación se plantea entre escritura (palabra) e imagen? ¿Puede la escritura constituirse como una imagen y dirigirse a un espectador que ve, además de un espectador que lee? ¿En qué medida la cita literaria carga de sentido la imagen, la desplaza y la significa? ¿Cómo la escritura se manifiesta y registra su propio devenir como gesto vinculado al cuerpo? ¿Qué implica el gesto de reescribir como apropiación y en qué medida la cita se activa en una emoción compartida?.

Además del eco de Klossowski, resuenan en estas piezas nombres como los de Durero, Duchamp, Dreyer, Cranach, Degas o Nauman.

 

Oriol Vilapuig

SUCH A DEADLY DESIRE

Madrid, 15/11/2014-17/01/2015

 

Oriol Vilapuig uses the essay in his works as procedure and methodology. The essay is for him a form of study, a way of questioning our experience. His work uses quotations constantly, both in drawing and writing, to address issues such as the body, desire, eros, loss, fear or time.

This set of pieces are grouped under the influence of Pierre Klossowski’s writings, as can be guessed from the title of the exhibition, Tan funesto deseo [Such a Deadly Desire]. All these pieces have been elaborated in the last four years, and they belong to a project called Studies on Erotism. A title that was inspired by Bataille’s book Erotism: Death and Sensuality. The choice of these works is due to the emotional reaction that reading Klossowski’s written works or looking at his drawings and pictures produced in the artist. The complete set of works revolves around three authors who, according to Vilapuig, have made eroticism the main focus of their researches: Klossowski, Bataille and Quignard.

The works chosen for this exhibition address one of the key themes of Klossowski’s work: desire. A topic that he explores, very graphically, in his famous book Diana at her bath, which reinterprets the myth of Diana and Actaeon.

The main issues that the exhibition aims to raise would be: What is relationship established between writing and image? Can writing be considered as an image to be seen in addition to being something created to be read? To what point does the literary quotation bestow meaning to the image?

The relationship between image and word also appears indirectly in Klossowski’s work, who gave up writing in favour of drawing, as he considered drawing a much more precise language to express the incomunicable.

Not only the influence of Klossowski appears in these works, that of Dürer, Duchamp, Dreyer, Cranach, Degas and Nauman can be found in them too.

IMÁGENES / IMAGES >